lunes, 31 de mayo de 2010

Nada de eso.

Ninguna mujer mató a sus hijos en Lloret. Ningún pitbull mató a ningún bebé en Vigo. Ningún famoso periodista deportivo hizo gracias burlándose de un mendigo. Ningún ejército en Thailandia entró a tiros contra su propia población dejando muertos y heridos. No sigue saliendo petróleo del mar. Ni sigue el pulso nuclear con Irán. Sigue habiendo bombas en Afganistán. Ni han muerto ocho personas más por atentados en Irak. No, nada de eso. Como toca inventar pues invento. Marcial Marcel fue un santo. Ni tuvo hijos ni abusó de ellos. Y que, de hecho, ahora está con Dios mirando desde lo alto. ¿Ves? Mucho mejor. Ni la Espe, ni Camps, ni el Bigotes, ni Pons. Garzón parece que ya no se escapa. Media España da palmas. La otra no entiende nada. Sigamos creyendo que en Malawi no condenan a cárcel a una pareja por ser homosexuales. Ni Israel se defiende de la ayuda humanitaria que llegaba armada con sillas a aguas internacionales.

Te quiero y quedamos en la barricada a las tres. Con las Fuerzas de la Victoria. Al amanecer.

4 comentarios:

  1. Lo más triste es que hayamos llegado al punto en que se hace necesario inventar.

    ResponderEliminar
  2. Que te pase mi móvil? xD ¿Y eso?

    ResponderEliminar